25 oct. 2011

PDI REALIZA IMPORTANTE RECUPERACIÓN DEL PATRIMONIO HISTÓRICO DE VALPARAÍSO


La Policía de Investigaciones de Chile, en el marco de las actividades extracurriculares del Taller Histórico Forense de la Escuela de Investigaciones Policiales (ESCIPOL) y del Centro de Estudios Históricos Forenses, realizó en la Iglesia Doce Apóstoles de Valparaíso la ceremonia de instalación de placas identificatorias de sus catacumbas subterráneas.


En el lugar se realizó una visita por toda la ruta histórica de este importante iglesia, la que posee un alto valor patrimonial, dando énfasis a las catacumbas, que datan desde mediados del siglo XIX, donde se encuentran enterradas 104 personas y producto del trabajo realizado por los aspirantes de la ESCIPOL, fueron todos identificados y el día de hoy se les dio cristiana sepultura, encontrando entre ellas religiosos, ciudadanos, niños e incluso soldados del la Guerra del Pacífico, considerando que en esta casa parroquial fue utilizada como hospital de campaña, durante este conflicto.

Al respecto el profesor de la Escuela de Investigaciones y Director Ejecutivo del Centro de Estudios Histórico Forense, Gilberto Loch manifestó su complacencia por entregar este importante aporte al rescate del patrimonio histórico, resaltando la destacada labor investigativa realizada por los aspirantes de la ESCIPOL, quienes mediante estudios documentales lograron este valioso aporte a la ciudad de Valparaíso.

En la actividad, además se mostró a la comunidad importantes piezas históricas y culturales que destacan dentro del patrimonio de esta Iglesia, como lo son la pila bautismal donde se entregó este sacramento a Augusto Pinochet y Monseñor Gonzalo Duarte; asimismo pinturas de Monvoisin y una réplica exacta en bronce de la escultura de San Pedro, existente en el Vaticano.

Esta casa parroquial, donde existen 45 mil actas de bautismo de personas de Valparaíso y otros lugares, destaca dentro de otras por su antigüedad en la zona y por estar ubicada al costado del Congreso Nacional. Cabe hacer presente, que en sus paredes también se encuentran tumbas de los benefactores de esta iglesia, la que tiene como particularidad histórica que tras el terremoto y sus múltiples daños sólo quedaron en pie la pintura de los Doce Apóstoles, en la cúpula central de la Iglesia, y el altar de la Virgen del Carmen, Patrona de Chile.