9 ene. 2015

Nuevo simulador de fuego revolucionará la prevención de incendios forestales

“WildfireAnalyst” es el nombre del software, que comenzó a utilizarse a nivel país en 2015, durante el período de mayor riesgo de incendios forestales. La iniciativa de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) ya funciona en la región Metropolitana y espera expandirse en las regiones de Biobío, Araucanía y Valparaíso.

El nuevo sistema permite a los especialistas analizar y predecir el comportamiento del fuego según diversas variables tales como pendiente y exposición del terreno, viento y calor, entre otras, lo que facilita la planificación territorial para disminuir la vulnerabilidad de la población ante un siniestro.


Jorge Saavedra, jefe de Análisis y Predicción del Departamento de Control de Incendios Forestales de Conaf, comentó que este tipo de simuladores se utiliza hace años a nivel mundial y si bien no evita los incendios ni su propagación, sí permite medir su avance para optimizar las medidas de prevención y reacción: “No quiere decir que si tenemos un simulador no se va a quemar nada. En Estados Unidos tienen los mejores equipos, las mejores aeronaves, los mejores profesionales y los incendios ocurren igual y queman lo que tienen que quemar: la naturaleza es así”.

Los sistemas de espacialización geográfica utilizados en el nuevo sistema, permiten clarificar zonas de peligrosidad y los meses en que comienza a aumentar el riesgo de algún tipo de incendio, además de identificar las zonas de interface (áreas en que se encuentra lo rural y urbano), donde se acrecienta la peligrosidad de propagación.

Sergio Mendoza, Gerente de Manejo del Fuego de Conaf, aseguró: “Lo importante del software es que puede simular las características de un incendio según una determinada fecha, ciertas condiciones climáticas, de temperatura, de viento, de pendiente, identificando en base a lo anterior todo el sector que podría quemarse”.

“El simulador también entrega información para definir las mejores estrategias y tácticas para abordar el fuego, es decir cuál es el mejor lugar dónde habrá más efectividad en el trabajo con los combatientes, además de elegir las medidas adecuadas que minimicen los riesgos para la seguridad de las personas”, agregó Mendoza.

Actualmente Conaf ha invertido más de mil 300 millones de pesos a nivel nacional, para implementar nuevos centros de operaciones, vehículos, plataformas, puestos de mando, analistas, meteorólogos y capacitaciones de equipos multidisciplinarios, que puedan manejar de manera exacta los datos e información arrojada por el nuevo sistema; adquisición que posiciona a Chile en el primer país de Latinoamérica en invertir en este tipo de tecnología, convirtiéndolo en uno de los territorios innovadores en estrategia de control de fuego y vanguardia en sistemas de protección contra incendios forestales a nivel mundial.


Aunque la compra del Wildfire se realizó en Estados Unidos, los especialistas de Conaf lo adaptaron e integraron a la realidad forestal nacional, por medio del denominado sistema “Kitral”, modelo realizado por la Universidad de Chile en el año 1993, a través del cual se realizaron los primeros acercamientos en control de operación y post-incidente, información fundamental que fue cruzada con la internacional, para conseguir el 95 por ciento de efectividad que alcanza el nuevo software.