2 ene. 2015

Sin hechos violentos vivieron el Año Nuevo los internos de la región de Valparaíso

Fiestas Patrias, Navidad y Año Nuevo son algunas de las fechas que representan un riesgo latente en la seguridad al interior de los recintos penitenciarios del país. Debido a esta situación es que las medidas que buscan mantener el orden al interior de las cárceles se redoblan antes y durante estas celebraciones.

Así fue como la implementación de una serie de iniciativas permitió que durante las fiestas de término de año no se registrasen incidentes mayores en los centros penales de la región de Valparaíso.


La jefa operativa regional, comandante Helen Leal, destacó que: “Entre las fechas de Navidad y Año Nuevo podemos sacar cuentas positivas con respecto al régimen interno de la población penal. Pudimos tener una población tranquila, sin grandes novedades”.

“Entre las medidas adoptadas está el disponer de un dispositivo de seguridad en las unidades de mayor complejidad, lo que pudo permitir una inmediata reacción ante cualquier evento crítico. Esto fue una medida preventiva que, afortunadamente, no debió ser empleada”.

A la presencia de fuerzas especiales en los recintos con mayor grado de conflictividad se sumó la realización de operativos de registro y allanamiento. Estos comenzaron el pasado martes 16 de diciembre y culminaron una semana después, el martes 23.

Por medios de estos procedimientos se logró incautar una serie de armas de fabricación artesanal, teléfonos celulares y alcohol artesanal. A la droga decomisada durante estos registros se suma la confiscada en los registros de visitas, situación que se dio en los penales de Valparaíso, San Antonio y Quillota.

De igual manera, el aumento en más de un once por ciento del contingente uniformado que mantiene Gendarmería en la región de Valparaíso permitió incrementar el personal encargado de mantener el orden y la seguridad en los recintos de la institución verde boldo.

Cabe destacar que para las celebraciones antes enumeradas Gendarmería permite que el horario de visita de los internos se extienda, facilitando así que las familias puedan pasar más tiempo con quienes se encuentran privados de libertad.