3 dic. 2014

Gobernador de Quillota reiteró llamado a la comunidad a tomar medidas preventivas para evitar incendios forestales

El Gobernador Provincial de Quillota, César Barra, formuló un llamado a la comunidad de la zona, a tomar las medidas preventivas para evitar incendios forestales que puedan colocar en peligro viviendas en zonas urbanas de la provincia. 

Lo anterior debido a una serie de siniestros forestales con peligro de propagación a viviendas que en los últimos días se han registrado en las comunas de La Cruz, La Calera y Quillota.


“El llamado por cierto a los vecinos de coordinar entre la propia comunidad la limpieza de los entornos de las viviendas, generando cortafuegos. Coordinarse con las unidades de emergencia de los municipios, con los encargados de emergencia. Además un llamado a los propietarios de terrenos que donde no hay construcciones, están semi abandonados para que realicen una limpieza” explicó el Gobernador Cesar Barra. 

La autoridad agregó que la idea es prevenir este tipo de emergencias, ya que las condiciones atmosféricas facilitan la propagación de las llamas. 

“Hay que preocuparse de los sitios que hoy día presentan un alto nivel de pastizal, tenemos una situación complicada del punto de vista de prevención de incendios dado que existe poca humedad, altas temperaturas y tenemos un viento en la tarde que incentiva y fomenta el avance del fuego. El llamado es a la prevención, a trabajar en torno presencia de corta fuegos, para evitar tragedias, que gracias a la acción de bomberos y Conaf han sido evitadas”, reiteró el gobernador Barra.

Según los informes entregados por la Oficina de Protección Civil y Emergencia de Quillota, como el encargado de emergencia de La Calera, en la provincia de Quillota se han identificado como puntos sensibles los pastizales que existen en las áreas urbanas, especialmente sitios eriazos al interior de villas y poblaciones.

Además específicamente en Quillota y La Calera, los cerros Mayaca y La Melonita también fueron calificados como zonas de riesgo, a lo que se suma la ribera del río Aconcagua debido a la presencia de pastizales y matorrales que han aumento debido a la sequía, lo que aumenta el riesgo de incendios forestales.